14 de noviembre de 2017

Pablo Torrado López, de 1º ESO A nos recomienda...

Las matemáticas son fáciles y divertidas

      Voy a presentar el libro El diablo de las Matemáticas, de la editorial Siruela, escrito por Hans Magnus Enzensberger. Me me ha parecido muy interesante y, como se dice en la propia portada, es “para todos aquellos que temen a las Matemáticas”.
       Lo descubrí cuando el profesor de biblioteca me lo ofreció, un día que fui allí con una compañera; después descubrí que mi hermano lo tiene que leer en 3º de ESO, aunque en francés. Me interesó principalmente porque me gustan las Matemáticas, tiene unos dibujos muy llamativos con anotaciones del autor y abundantes ejemplos, como el de las liebres que se reproducen según los números de Bonatschi. 
¡Oh, cielos! Se multiplican como conejos
      La historia trata de Robert, un niño que por las noches sueña con un diablo que le enseña Matemáticas. Todas las noches resultan muy interesantes, sobre todo la última y duodécima, en la que recibe un misterioso mensaje con una firma árabe diciendo que le invitan a él y al diablo de los números a "la gran cena”. En ella descubre el nombre del diablo de los números, Teplotaxl, y encuentran a algunos de los "diablos de las Matemáticas" más importantes de la Historia, como Euler, el profesor Gauss, y otros, egipcios, hindúes, chinos… El momento clave llega para mí al final del libro, cuando Robert descubre muchas otras curiosidades matemáticas, que antes le parecían difíciles y aburridas.
      De este libro me quedo con los números de Bonatschi (la reproducción de las liebres), porque es un ejemplo claro de los números exponenciales, donde se observa que cada cinco segundos en un “reloj especial” las liebres se reproducen muy rápidamente.
Robert (en pijama, claro) y su endiablado guía matemático
      Y entre los personajes destaco al propio diablo, que va orientando a Robert de una forma cómica y muy amena, aun siendo un pequeño diablo que no posee mucha sabiduría comparado con "el diablo" que inventó el cero, por ejemplo.
      Para terminar, recomiendo este libro a todos aquellos que tienen curiosidad por las Matemáticas o quieren descubrirlas de una forma divertida.

16 de noviembre de 2016

Nuevas adquisiciones

    Como seguimos empeñados en que no falten libros, mostramos algunas de las nuevas adquisiciones tras la feria del libro, con una miscelánea de relatos clásicos y obras de actualidad. Os recordamos están disponibles para todos: alumnos, padres, profesores y personal.

5 de noviembre de 2016

Invitación al viaje (a la poesía francesa)

   La profesora Mª Jesús Penco ha convocado a sus alumnos de la sección bilingüe para una nueva edición del Recital de poesía francesa, coincidiendo con la semana del Tiempo entre libros. Mientras sonaba una leve música y en la pantalla se mostraban imágenes evocadoras de paisajes, pinturas y retratos, íbamos escuchando poemas de Baudelaire, Jacques Prèvert, Victor Hugo, Verlaine, Paul Fort, Tristan Tzara, Paul Eluard... leidos en su lengua original por diferentes alumnos de 4º de ESO.
    La idea tiene su origen en las obras literarias que proponen los libros de texto para el trabajo con contenidos gramaticales de francés. Una vez que han sido analizados en clase, los poemas son recopilados y con este acompañamiento de música e imagen se visten de largo para resonar en la biblioteca.
    Elegimos a Baudelaire como botón de muestra:
L'invitation au voyage

25 de octubre de 2016

Bob versus Dylan

Croquis que podría ser de la salita suecä de BØb
   ¡Vaya puntería que hemos tenido contigo, Bob! Nos hemos lucido. Cuando estábamos decidiéndonos vas tú y te haces el suecö. Vamos que ni siquiera te coscas en el official Dylan site. Hombree...
      La semana pasada no sabíamos a qué criterio adherirnos: que si no tenías el carné de poeta, que si Ferlosio tocase la armónica ... En fin, no habíamos debatido tanto desde aquello de Del Bosque y el falso nueve ... Y a estas alturas vamos a tener que abstenernos, porque eso de que el galardón fuera a parar a tu cirrículumn visto lo visto ya parece cosa nimia y pasada; que ahora te estás poniendo estupendo y no respondes. Bueno, seguro que cuando vuelvas de la gira te sientas un ratino en el sofá y pones las cosas en su lugar; como si ordenaras el chinero de ikea de la salita.
     Y a lo que vamos, mientras te lo piensas seguimos cargándonos de argumentos a favor o en contra, corroborando o disintiendo con uno y otro.
     Con Agustín Fernández Mallo en El Cultural (-): Un corazón no funciona sin la totalidad de un cuerpo. O con Fernando Aramburu en El País (+): Lírica viene de lira.
      Y vuestas aportaciones en los comentarios de este post

19 de octubre de 2016

Coladitos por los haikus

      No es necesario escribir haiku (o haikú) entre comillas porque la Real Academia ha aceptado este término japonés; incluso la opción jaiku, si no nos ponemos puntillosos. El caso es que la profesora Elena Blázquez se ha puesto con sus alumnos de 2º a tender haikus en la biblioteca durante la feria del libro y tan ricamente, tan hacendosos. Mirad si no estas fotos, que invitan a pasar a leerlos durante estos días.
       En pocas palabras, el haiku pertenece a la tradición lírica japonesa y su fórmula consiste en tres versos que en total suman diecisiete sílabas (5+7+5). Con infinidad de variantes, su contenido trata de apresar esencialmente la emoción de un instante para ponerlo a salvo de su fugacidad. El poeta japonés Matsuo Basho (1644-1694) depura su definición diciendo que haiku es simplemente lo que está sucediendo en este lugar en este momento.
     Y en este caso, los alumnos se han centrado en plasmar sus impresiones sobre la lectura. Los hay excelentes. Recomendable esta ingeniosa "colada de haikus".