7 de junio de 2016

Otra vez lentejas

       Miriam González, de 3º de ESO D, plantea en esta columna una atinada reflexión sobre hábitos de consumo. No está de más recordar que cada cierto tiempo en nuestro centro se recogen alimentos, lo que nos indica que cerca de nosotros muchas personas no tienen cubierta hoy en día la necesidad de comer, un derecho básico.

         El otro día fui con un familiar a un desfile y al terminar nos invitaron a todos los asistentes a una sencilla comida en el recinto. 
      Cuando terminamos aquel pequeño festín, me quedé observando la forma descontrolada en la que se tiraba la comida que no se había consumido. Y no eran unas simples sobras, sino panes enteros o ligeramente pellizcados, platos y platos de arroz casi intactos, botellas de agua prácticamente llenas, tapas de diferentes embutidos... No parecían darle ninguna importancia y tiraban bruscamente a la basura todos estos restos, sin pensar en que podrían tener alguna utilidad para alguien que necesitaría esos alimentos.
      Pensé en todos esos niños que cada día luchan por conseguir ese trocito de pan o en aquellos padres que cobran una miseria e intentan hacer todo lo posible para que sus hijos y toda su familia puedan comer lo suficiente. Todo ello también me hizo pensar en lo afortunados que somos al tener un plato de comida cada día puesto en la mesa al llegar a casa y encima rechistar a veces porque nos pongan de comer otra vez lentejas o cualquier otra cosa que no nos gusta, sin pararnos a pensar en las personas que no se lo pueden permitir... Pero, oye, que España va bien...

       Algunas ideas para evitar que la comida termine en la basura pueden encontrarse aquí y aquí también

17 de mayo de 2016

A vueltas domésticas con el "Quijote" (segunda parte)

       La puerta de acceso a la biblioteca transformada en pórtico, los paneles en los míticos molinos de viento y para colmo el pasillo mudado de barbecho nada menos que en fértil tierra cultivable... Es lo que tiene vérselas con este caballero manchego y de esta guisa hemos homenajeado a don Miguel a los cuatrocientos años de su fallecimiento. Sois multitud los que habéis arrimado el hombro con el diseño, la tijera, los colores, el ingenio tecnológico y hasta con la azada y la cámara de fotos en ristre: gracias os sean dadas a todos.
 
Capítulo VIII-I. Del buen suceso que el valeroso don Quijote tuvo en la espantable y 
jamás imaginada aventura de los molinos de viento, con otros sucesos dignos de felice recordación.

11 de mayo de 2016

Concurso literario

https://issuu.com/ieszurbaran/docs/obras_ganadoras/1

     Si bien la participación no ha sido abundante, esta edición del Concurso literario del día del libro convocado por el Departamento de Lengua y Literatura se recordará por su calidad: ganadores y finalistas se han aproximado a la excelencia en esta ocasión.

   Categoría A
1er. premio: Jorge Reina, de 2º ESO A, con Morfeo
Finalista: Andrea Comerón, de 2º ESO C, con Lo que el fuego se llevó


   Categoría B 
1er. premio: Elena Chacón, de 4º ESO D, con Virtual 
Finalista: Celia Rodríguez, de 4º ESO A, con Realidad dañina 

   Categoría C 
1er. Premio: Alicia Rodríguez, de 1ºD E, con Pirata Roberts 
Finalista: Marcos Béjar, de 1ºD A, con La bodega del amén 

       Accede a la lectura de estos relatos a través de la ilustración de Escher

26 de abril de 2016

400 años sin Cervantes aunque con el "Quijote" (Primera parte)

Dibujo del ilustrador Fernando Vicente
    Dicen que llega un momento en la vida de todo lector curioso, en que este mamotreto atrae como lectura casi irresistible. Deben de ser cosas de la edad o la experiencia.
    ¿Qué Quijote elegir en este trance? 3 opciones 3 para el fiero lector que se aventure a disfrutarlo. Francamente, merece la pena ir más allá de los episodios más conocidos y repetidos todos los 23 de abril de todos los años (el primer capítulo eternamente releído, los molinos, los rebaños...), porque a partir de estos episodios iniciales, la novela gana muchísimo en técnica narrativa, humor e interés.

Primera opción (en la red). El Quijote del Centro Virtual Cervantes. Repleto de notas aclaratorias sobre Historia, usos y costumbres de la época, significado de palabras ya en desuso, claves literarias, reconstrucciones dibujadas de escenarios (dependencias de la casa, vestimenta, objetos...) Inagotable. Lo mejor es que el lector valiente puede elegir entre leer de seguido o, si lo tiene a bien, detenerse de vez en cuando a consultar las notas. Adecuado, completísimo, sencillo de manejar. Échale un vistazo, anda.

Segunda opción en la red. El Quijote de la Biblioteca Nacional. Una gozada. Se trata de la primera edición tal cual. Difícil de leer el texto con los tipos originales de imprenta, claro. Sin embargo, la información adicional resulta muy amena y el curioso lector accede a imágenes de ilustradores, vídeos, mapas, música, la vida en el siglo XVII, las claves literarias de la novela con referencias extraídas de obras contemporáneas... Un festín de curiosidades con un diseño y accesibilidad estupendos.

Alternativa (en papel -o libro electrónico-). El escritor Andrés Trapiello es un reconocido cervantista. No solo ha tenido la irreverencia de escribir una novela -que no está nada mal- en la que narra qué fue de los personajes al morir don Quijote. Se ha atrevido a escribir el Quijote pasándole lija fina por el estilo, poniéndolo al día y ajustándolo en lo posible a nuestro castellano sin perder el aroma de la prosa de Cervantes. Es algo que escritores de hoy ya han intentado con otros clásicos y con resultados interesantes, aunque siempre discutibles. Por cierto, su biografía de Cervantes resulta una lectura recomendable; no solo para friquis del escritor alcalaíno, que los hay, los hay.

30 de marzo de 2016

Es cuestión de palabras

      Una de las actividades de la Semana Cultural organizada desde la Biblioteca consistió en el concurso Es cuestión de palabras, con preguntas de vocabulario y conocimientos generales sobre diversos temas: salud, ciencias, música, geografía... Competían 8 equipos formados por 5 componentes (un alumno por curso hasta 1º de bachillerato) que fueron superando las fases preliminares hasta llegar a la finalísima.
     Resultó ganador el equipo formado por:
   Víctor Ruiz, de 1ºA
   Andrea Comerón, de 2ºA
   Alfonso Cendrero, de 3ºD
   Eva Rodríguez, de 4ºA y
   Alejandro Pachón, de 1ºBach. C
        La disputa estuvo al orden del día, con desempates e intriga constante. Sin embargo, los 5 componentes de este grupo demostraron conocimientos y agilidad mental y por ello se hicieron merecedores del premio.

17 de marzo de 2016

"Cuestión de uno mismo"

     Es el título de esta columna de Diego Rocha (4ºD), que, elaborada hace unos meses como ejercicio de clase, parece haber sido escrita esta misma mañana.
       
       El drama de los refugiados se ha convertido en algo tan cotidiano en nuestras vidas... Diariamente asistimos a este triste espectáculo en los telediarios: miles de familias que huyen de las guerras y las miserias en busca de un futuro mejor en otro país, que no siempre les permite la entrada. Unos emigran a pie recorriendo miles de kilómetros, pasando hambre y frío; otros lo hacen embarcándose en lanchas, previo pago de cantidades astronómicas a las mafias locales, perdiendo en muchos casos la vida en el trayecto.
       Recientemente escuché una entrevista a Óscar Camps, fundador de Proactiva Open Arms, una ONG de socorristas de Badalona dedicada ahora a salvar vidas en las costas de Lesbos, la isla griega cercana a Turquía. Todo empezó con unas fotos que aparecieron en redes sociales de cuatro niños ahogados en una orilla, fue cuando ellos se dijeron: si nosotros nos dedicamos a esto y lo hacemos en nuestras playas, ¿por qué allí se están muriendo sin que nadie les ayude? Actualmente salvan más de cincuenta personas al día.
       Siempre pensamos que no podemos reaccionar ante estos trágicos sucesos, que suceden en lugares lejanos, y que son los gobiernos los encargados de solucionarlos; pero esta modesta organización demuestra que no es así. La iniciativa de una sola persona que utilizó todos sus ahorros para desplazarse a Lesbos en sus vacaciones e intentar ser útil en la medida de sus posibilidades, se ha transformado en un grupo de profesionales perfectamente organizados. Su labor es un ejemplo para todos nosotros.        
        Esta entrevista me hace pensar que no debemos esperar a que nos resuelvan todo o que las cosas se resuelvan por sí mismas. Si tenemos necesidad de cambiar algo, tendremos que actuar con valentía y ser los primeros en intentarlo. Posiblemente los grandes cambios de la sociedad han surgido de iniciativas individuales.

23 de febrero de 2016

"Un balón por una bala"

  Este es título de la novela elegida para el club de lectura de padres,
alumnos y profesores; se trata de una obra recomendada por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez para alumnos de secundaria; su autor es Rafael Salmerón y está publicada por la editorial SM. Como en años anteriores, nos reuniremos para compartir nuestras impresiones de lectura en el tercer trimestre del curso. Esta es una síntesis de su trama:

     El futbolista Willy Wome ha llegado al final de su carrera y ahora, con sus ahorros y el apoyo de su equipo, quiere volver a su país natal, en África, para montar una escuela donde los niños puedan aprender y también entrenar a fútbol y prepararse para tener de este modo una oportunidad de salir de África. Pero las buenas ideas que Willy lleva en su cabeza chocan con su recepción en Sierra Leona, los problemas políticos del país y la dura realidad de los niños soldado. Poco a poco, la escuela de Willy irá saliendo adelante con la de otros participantes en el proyecto y, sobre todo, la energía y alegría que desprenden los chicos con un balón entre los pies.

    El libro estará disponible en la biblioteca en unos días y será sin duda una buena lectura para semana santa.